Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Tevez fue el que mejor representó al hincha en la histórica goleada ante el Santos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
15 de enero de 2021
ole.com.ar

Sus compañeros no estuvieron a la altura.

Si hay un jugador al que le partió el alma la siesta autodestructiva de Boca contra Santos, fue Carlos Tevez. Fue quien más deseó para sí mismo y para nosotros esa maldita séptima Libertadores, cada día más enjabonada. Sus gestos contra los centrales después del gol de Pita, y los que condenaron la displicencia del Toto Salvio en el gol de Soteldo (¡por Dios !: ¿no se puede sacar esa “d” impronunciable?) representan la perplejidad y la irritación de quienes estábamos viendo el partido y, para no volatilizarnos de la calentura, nos fuimos a regar o cambiamos de canal.

“¡¿Qué carajo les pasa ?!”. Esa podría ser la traducción literal de los sentimientos de Tevez, colgado allá arriba sin recibir envíos inteligentes, o resignándose, por obligación de la apatía general, a retroceder para dar un primer pase redondo.

El crecimiento de su juego en los últimos meses tuvo como objetivo llegar a la final del Maracaná. Hizo todo bien. Pero es evidente que sus compañeros no lo acompañaron para crear las condiciones mínimas de un triunfo. En esos gestos lapidarios se vio lo que vimos todos: los reproches lógicos a jugadores que no estaban. Falta de presencia. Esa fue la clave del martirio que sufrió Boca. ¿Dónde estaban los que viajaron y entraron a la cancha? ¿En qué limbo de indolencia? Dan ganas de hackearles el CBU.

En cambio, Tevez, multicampeón y multimillonario, con 36 pirulos, demostró por enésima vez cómo se defiende la camiseta de Boca y cómo indigna que alguien no lo haga. Ese espíritu amateur, pero también su juego renovado, merecen una nueva oportunidad.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?