Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Pese a que los números lo avalan, deberá ver los patidos desde el banco de suplentes.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
17 de agosto de 2020
elintransigente.com
Uno de los grandes pedidos de Russo a la dirigencia de Boca en este mercado de pases es que le mantengan el plantel que se consagró campeón de la última Superliga.

Fue así que se logró las renovaciones de Carlos Tevez y Mauro Zárate, a lo que luego se le agregó la continuidad de Franco Soldano a préstamo por un año. Con esto en mente, el entrenador Xeneize ya empezó a diseñar lo que será el esquema que saldrá a la cancha una vez que vuelva la competencia.

Precisamente uno de los que hoy en día no es considerado ni si quiera una primera alternativa es Wanchope Ábila. El goleador tiene números realmente imponentes con la camiseta azul oro, con una estadística que le da casi un tanto cada dos partidos. Pese a esto y a su peso específico, Russo decidió darle toda la confianza a Soldano, ya que le da algo que ningún otro atacante le da y es sacrificio. Esto fue vital para que el Apache alcance su mejor versión.

La idea del entrenador hoy en día es mantener la dupla Tevez-Soldano que tan buenos resultados dio. Además el plan del cuerpo técnico es que el exUnión de Santa Fe llegue más al gol y no sea sólo un jugador utilitario. Si hay que hablar de alternativas, el que le sigue en la consideración del DT es Zárate, al que le pidió especialmente que se quede. Cabe destacar que en un principio el exVélez iba a ser titular junto con Carlitos, pero las lesiones lo fueron marginando.

Esto quiere decir que Wanchope sería recién la tercera alternativa para acompañar al número 10 dentro del campo de juego. ¿Aguantará el cordobés seguir en el banco? Hoy en día es uno de los apellidos más importantes que tiene Boca, y cuando se marchó Daría Benedetto parecía que se adueñaría sin oposición del puesto como nueve titular. Pero diferentes situaciones lo fueron relegando. Su mayor inconveniente fueron un sin fin de lesiones.

Cuando asumió Russo como técnico no lo vieron bien físicamente, razón por la cual lo sometieron a un trabajo especial. Luego de eso empezó a entrar desde el banco y marcó varios goles que a la larga sirvieron para gritar campeón. Más allá de esto, Soldano sigue siendo un titular casi inamovible para el cuerpo técnico. Pese a esto, a nadie se le cruza por la cabeza que el exHuracán se marche, pese a que hubo sondeos de varios equipos de Brasil.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?