Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Kichán sigue entrenándose en Los Angeles por más que su equipo no haya clasificado, mientras aguarda por las charlas entre Boca y Galaxy.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
18 de noviembre de 2020
ole.com.ar

Entre la tranquilidad en todo sentido de Estados Unidos y la forma en que dejó la Argentina...

¿Qué quiere hacer Cristian Pavón? ¿Cuál es su deseo? ¿Qué piensa mientras sigue en Los Ángeles? ¿Tiene buenas posibilidades de volver a Boca? ¿O el Galaxy está dispuesto a poner el dinero que pretende el Consejo de Fútbol? Ninguna pregunta tiene respuesta sencilla y mucho menos aquellas que tienen que ver negociaciones con Riquelme y sus laderos. Pero sí hay un panorama sobre el futuro de Kichán. Entre LA Galaxy y Boca.

En Los Angeles, Pavón encontró su lugar para renacer y tener tranquilidad deportiva, económica y familiar, acompañado desde un primer momento por su pareja.

En los primeros seis meses, convirtió cuatro goles y ¡ocho asistencias! en los 13 partidos disputados, lo que hizo que el club lo convierta en un "jugador franquicia", un futbolista que está fuera del tope salarial de la liga.



La ecuación no cambió en el 2020. A pesar de la llegada de Chicharito Hernández, el cordobés siguió siendo la figura del equipo y a su capacidad asistidora le agregó goles: 10 tantos y siete asistencias en 22 encuentros, fue elegido el mejor jugador del equipo y su camiseta estuvo entre las 25 más vendidas de la liga.

Todo esto hizo que Kichan esté muy cómodo y se convierta en un futbolista querido y respetado por los Galaxy. Tanto es así que, a pesar de la salida de Barros Schelotto de la dirección técnica, tienen en mente comprarle la ficha al cordobés. "Cristian mostró todo su desempeño y compromiso con el club que realmente quiere permanecer acá. Ojalá tengamos su continuidad", dijo Dennis Te Kloese, el manager general del club.

La opción de compra que tiene el equipo estadounidense por Pavón es de 20 millones de dólares, una clausula que no será ejecutada por el contexto actual. Así y todo, desde el Consejo de Fútbol hicieron saber que están dispuestos a recibir una contraoferta por el futbolista. Pero todo depende del número que envíen... "Boca y Los Angeles Galaxy están hablando. Tienen una relación muy buena entre ellos", contó Fernando Hidalgo, representante del futbolista.

Con esto, los hinchas de Boca empezaron a ilusionarse con la posible vuelta del cordobés al club, sobre todo con los problemas que había tenido el Xeneize por la banda izquierda antes de la vuelta de Sebastián Villa. Y a partir de unas locas versiones mediáticas, algunos tenían la esperanza de que estuviera disponible para disputar los octavos ante Inter de Porto Alegre, luego de que su equipo no clasificara a los playoffs. Pero siempre fue imposible, porque el contrato es hasta el 31 de diciembre y el futbolista sigue entrenándose con el conjunto de la MLS.

Pero en Boca no hay apuro. En caso de que los Galaxy no cumplan con los requisitos de una nueva oferta, lo esperan con los brazos abiertos. Con un DT como Russo que propone un fútbol más ofensivo y que recuperó a bastantes futbolistas, Kichan podría ser una pieza clave en el andamiaje de su equipo.

Claro, la tranquilidad que consiguió en LA no la tuvo en los últimos meses en Boca. Luego de representar a la Selección Argentina en el Mundial, nunca recuperó el nivel y tras un año de rendimientos muy flojos con Guillermo Barros Schelotto y Gustavo Alfaro, tocó fondo, se sintió frustrado y entre el club y él consideraron que lo mejor era ir detrás del Melli, el DT con el que había explotado, a recuperarse en la MLS.

¿Querrá volver? Kichán ya desmintió en alguna oportunidad las versiones que indicaban que no quería pegar la vuelta y su representante también se expresó al respecto. "Cristian manifestó siempre que no tiene ningún tipo de problema en volver a Boca, aunque es importante para él conseguir una solidez económica", dijo Hidalgo, al tanto de que si vuelve debe retomar el contrato que tenía antes de irse, que es muy bueno pero también considerablemente inferior a lo que gana en Estados Unidos. "El contrato termina el 31 de diciembre y Cristian tiene 20 días más de entrenamientos en Los Angeles", agregó.

Las cartas ya están sobre la mesa. La responsabilidad la tiene LA Galaxy, quien deberá ofertar por el delantero. Y en caso de que el ofrecimiento no satisfaga a Boca, Pavón deberá volver. Sin vueltas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?