Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Mauro aceptó la duración y una parte del contrato, pero además de una cláusula de salida, surgió que pidió un ajuste en su salario para el 2021.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
09 de julio de 2020
ole.com.ar
En el club le darían el sí al primer pedido, pero no al segundo...

¿Y ahora qué? Y ahora Mauro. Acordada la renovación de Carlos Tevez, que llevó más tiempo del pensado además de un desgastante fuego cruzado, en Boca apuntan a cerrar el otro pedido de Miguel Russo: la continuidad de Mauro Zárate. Y buscan, sobre todo, que el caso de MZ no se convierta en otra novela. En ese sentido, ya hubo algunos capítulos importantes y por ahora la firma online se demora. De hecho, en las últimas horas surgieron algunos detalles que en principio complican un arreglo veloz.


El pasado lunes, mientras Juan Román Riquelme intervenía para destrabar la situación de Tevez que finalmente le dio luz al pacto de La Boca, Mauro le respondía la oferta al Consejo de Fútbol con una serie de condiciones. La más importante parecía ser una cláusula de salida una vez que finalice la Copa 2020 (abierta de enero a marzo). Ese pedido es algo muy parecido a lo que solicitó Carlitos: la posibilidad de cortar el vínculo a los seis meses o cuando la competencia principal del momento finalice (hoy no se sabe cuándo arranca la Libertadores y, por ende, cuándo termina).

Ver esta publicación en Instagram

Que ganas... ⚽️

Una publicación compartida de Mauro Zarate 🇦🇷 (@oficialmaurozarate) el





Sin embargo, en Boca dejaron trascender que también hay una diferencia en lo económico, que asoma salvable, pero que hoy no permite el acuerdo. Y que tiene que ver con el tope del dólar. Desde el club aseguran que ellos van a manejar todos los contratos que se hagan de aquí en adelante con el valor oficial de esa moneda y Mauro, en principio, quiere un ajuste en ese sentido, sobre todo para el 2021. Como el salario que le ofrecieron es muy bajo con respecto a lo que él venía ganando del 2018 para acá, solicitó un incremento progresivo de ese dólar después de los primeros seis meses de vínculo. Una especie de compensación.

Es decir, MZ aceptó y está de acuerdo con los 12 meses de contrato más una extensión de seis, que si se cumple, lo llevaría a jugar en Boca hasta diciembre del 2021. Aceptó y está de acuerdo con la primera parte de su vínculo. Pero pretende un ajuste proporcional en su salario para el año que viene y también una opción para salir una vez que termine la Copa, por si no tiene demasiada continuidad, como pasó en este último semestre. El delantero siente que a los 33 años necesita continuidad y que si eso no pasa, debe buscarla en otro lado. Mientras, quiere tener revancha en Boca, donde nunca rindió con regularidad.



Esa cláusula, Boca está dispuesto a dársela. Es decir, es negociable. Pero en lo que hoy hay una diferencia marcada es en el otro pedido: en el aumento de su salario a partir de una escalada del tope del dólar. En el club insisten con mantener esa moneda en el plano oficial para evitar sorpresas y, sobre todo, para empezar a darle un equilibrio y un mismo patrón a los nuevos vínculos. Por eso, en estas horas, para que MZ siga los pasos de Tevez, habrá que limar esa cuestión.

En el medio, Guillermo llamó a Mauro para llevarlo a la MLS, pero MZ le dijo que quería seguir en Boca. Por eso, la chance de ir al Galaxy puede ser también para el 2021, mediante esa cláusula que el delantero pidió. Hoy se espera un nuevo contacto entre las partes. ¿Habrá otro final feliz?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?