Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Algunas perlitas respecto a la definición desde los 12 pasos entre el 'Xeneize' y el 'Tricolor' en el estadio Ciudad de La Plata el martes pasado.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
16 de agosto de 2019
infobae.com
Boca partió como favorito en la serie de 16avos de final de Copa Argentina disputada en La Plata el martes pasado. Pero Almagro dio uno de los grandes batacazos de esta edición y pasó a la siguiente ronda a través de la tanda de penales. Y hubo algunos detalles que le escaparon al ojo del espectador presencial y televisivo.

Lo que parecía iba a ser jolgorio azul y oro por la presentación de Daniele De Rossi -con gol incluido- fue empañado por la labor de Christian Limousin, guardameta tricolor y figura en la tanda. El 1 que justamente realizó divisiones inferiores en el Xeneize se adueñó de los flashes conteniendo los penales de Alexis Mac Allister y Jan Hurtado (además Eduardo Salvio desvió su remate).

1 – LIMOUSIN ATAJÓ DESGARRADO Y SACÓ VENTAJA EN EL VESTUARIO

Desde Almagro confirmaron en las últimas horas que el arquero de 27 años sufrió un desgarro de dos centímetros en el músculo bíceps femoral de la pierna derecha y tendrá entre 15 y 21 días de recuperación (quedó al margen del debut de este domingo por la Primera Nacional ante San Martín de Tucumán).

Limousin evidenció su molestia muscular en los minutos finales del cotejo ante Boca. Tras el pitazo final de Silvio Trucco, se dirigió directamente al vestuario alegando que tenía que ir a hacer necesidades. Sin embargo, luego confesó que el médico del plantel de Almagro aprovechó para colocarle una faja de sostén en la zona dolorida y además le realizó algunos masajes para descontracturarla. Después, voló de palo a palo.

2 – MARCOS DÍAZ NO ESTUDIA A LOS EJECUTORES RIVALES



El arquero de Boca no exhibió su mejor rostro ante Almagro. Tuvo responsabilidad junto a Junior Alonso en el empate y luego no consiguió lucirse en la tanda de penales, pese a ser uno de los guardametas más destacados del medio en esta materia.

En más de una ocasión, Díaz aclaró que se fija en las ejecuciones anteriores de sus adversarios y revisa un machete antes de las series desde los 12 pasos que afronta. Su intuición llevó a Huracán a ganar la Copa Argentina en 2014, edición en la que atajó tres penales ante Banfield (octavos de final), tres penales ante Estudiantes de La Plata (cuartos) y dos penales en la final ante Rosario Central.

Esta vez su sexto sentido le jugó una mala pasada: optó por el palo opuesto al que eligieron los tres jugadores del Tricolor.

3 – LA PRÁCTICA NO AYUDÓ A HURTADO



El venezolano ingresó por Wanchope Ábila en el complemento y no pudo demostrar su potencia en la ofensiva de Boca. Luego fue uno de los designados por Gustavo Alfaro para la tanda de penales y su débil tiro lo dejó en el ojo de la tormenta.

Hurtado abrió el pie derecho y la pelota no se esquinó, simplificando el trabajo de Limousin, que solamente debió esperar el envío para quedarse con el esférico.

Lo que pocos saben es que el ex Gimnasia y Esgrima La Plata, muy a menudo, se queda después de los entrenamientos practicando penales junto a algunos compañeros. De la gran efectividad en los ensayos al yerro por Copa Argentina. Esto pone en evidencia que las cuestiones psicológicas del contexto influyen a la hora de los remates.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?