Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme


“Todo lo que quería era romperme una pierna”.

Compartir en Facebook Compartir en WhatsApp
22 de septiembre de 2022
infobae.com

El polaco recordó sus cruces en la Bundesliga con el peruano Carlos Zambrano.

La perseverancia y obstinación llevaron a Robert Lewandowski a convertirse en uno de los centrodelanteros más importantes del mundo. El polaco hizo historia en el Bayern Múnich y hoy sueña a lo grande con el Barcelona, en vísperas de lo que será su participación en el Mundial de Qatar 2022 con su selección nacional. Pero hubo un defensor que lo tuvo a maltraer: se trata del peruano Carlos Zambrano.

Fue en tiempos en los que se enfrentaron por la Bundesliga en los que el sudamericano le hizo sentir el rigor al polaco. Así lo contó en una entrevista brindada al medio Kwartalnik Sportowy: “Había un jugador llamado Zambrano, del Eintracht Frankfurt. Todo lo que quería hacer era romperme la pierna, su enfoque no estaba en la pelota”.

El defensor formado en Alianza Lima no llegó a debutar en su país y lo hizo como profesional en el fútbol alemán. Luego de militar en el Schalke 04, pasó por el FC St. Pauli y recaló en 2012 en el Eintracht Frankfurt, donde permaneció cuatro temporadas con mucha continuidad. Allí se dieron los duelos individuales con Lewandowski, que lo enfrentó primero con la 9 del Borussia Dortmund y más tarde con la del Bayern.



“Me irrité cuando el árbitro no lo estaba viendo. Los defensores pueden hacer más que los delanteros muchas veces. No es una pelea justa”, fue la otra reflexión que hizo el atacante de 34 años cuando le consultaron qué rival lo había hecho enojar más en un partido. Lo concreto es que la posibilidad de que se crucen en la próxima Copa del Mundo se esfumó cuando Perú perdió el repechaje internacional contra Australia el 13 de junio pasado, en Doha.

En líneas generales, a Lewa se lo caracteriza por su carácter frío y serenidad para definir en las áreas. En esto también se fijó, linqueando el tema Zambrano: “Había momentos en los que me irritaba, pero creo que la mayor parte del tiempo eso (que le peguen) me ayuda a despertarme, estar más concentrado, tratar de ser más astuto que mis oponentes. A veces me molesta que no me peguen en un partido, porque son cosas que me dan energía. La irritación es algo positivo para mí, me da combustible extra”.

Y agregó: “He jugado contra todo tipo de defensores, así que no me importa con quién me pongas, no me afectará negativamente”.

¿Cuánto sabes de Riquelme?