Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme


Para la joven promesa de Colón y del fútbol argentino, la lesión de rodilla es un obstáculo más.

Compartir en Facebook Compartir en WhatsApp
22 de septiembre de 2022
tycsports.com

A sus 20 años le tocó pasar por situaciones mucho más difíciles de las que tuvo que reponerse.

Facundo Farías sufrió frente a Talleres la rotura parcial del ligamento anterio de su rodilla derecha, sin dudas una lesión terrible para un futbolista profesional por el tiempo que demanda su recuperación. Sin embargo, a sus jóvenes 20 años, para él es un simple obstáculo. Uno más que deberá sortear en su corta vida.

Farías nació en barrio Los Hornos, uno de los rincones humildes la ciudad de Santa Fe: “Salí de abajo, bien del barro...nunca me voy a olvidar de eso en mi vida”, resumió en una entrevista con El Litoral.

Cuando era un nene murió su mamá, y su abuela fue quien se hizo cargo de él. En mayo de 2020 perdió a su padre, de 36 años, por coronavirus. Un año más tarde falleció su abuela, también a causa del Covid-19. "Los recuerdos malos y feos son los que te hacen fuerte. Yo siempre digo que son los que te mantienen. Yo perdí a mi mamá, a mi abuela y creo que fui mucho más fuerte por esas cosas. Siempre que estuve mal, pensé en ellos para salir adelante", dijo alguna vez cuando le preguntaron sobre la pérdida de su familia. A raíz de la tragedia vivida, hace un año se hizo cargo de su única hermana.

A nivel deportivo, también tuvo que superar tragos amargos. El coronavirus no sólo le quitó a su papá y su abuela, sino que le impidió jugar el partido más importante en la historia de Colón. Cuatro días antes de la final ante Racing, por la Copa de la Liga Profesional, dio positivo tras los hisopados al plantel y se perdió el encuentro.

El Pulga Rodríguez es como un padre para él. Cuando terminó el partido y el Sabalero levantó la Copa, se la dedicó: “Que se quede tranquilo –dijo el Pulga con la Copa de campeón en su mano- porque yo lo voy a llamar siempre. Este trofeo te lo dedico a vos, Facu. Voy a estar para lo que necesites”.

Durante varios mercados de pases, Facundo Farías sonó en Boca, River y en otros grandes equipos del mundo. Mientras su apellido se escuchaba en todos los medios, el Pulga lo aconsejaba: “Es la joyita que tiene Colón, un futbolista que tiene mucho futuro y al que todos le vemos proyección. Tiene que estar tranquilo, seguir aprendiendo y creciendo como lo viene haciendo. Acá lo más importante es la humildad”.

Este año, otra vez estuvo muy cerca de pasar a Boca Juniors por el traspaso de Wanchope Ábila a Colón, pero él decidió rechazar la oferta para cumplir el sueño de jugar la Copa Libertadores con el club de sus amores.

Está dicho, lo que le toca atravesar es un momento complicado. Pero con todo lo que le pasó en su corta vida, está claro que la lesión que sufrió lo llevará a volver más fuerte que nunca para seguir siendo uno de los mejores jugadores del fútbol argentino.

¿Cuánto sabes de Riquelme?