Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

'Papi, esta cancha es muy fría'.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
08 de julio de 2020
elintransigente.com
Un jugador argentino declaró su fanatismo por Boca y contó una curiosa anécdota con su hija bostera y su hijo de River.

Los padres siempre quieren transmitirle la pasión a sus hijos. Los futboleros esperan que sus retoños sigan su sentimiento para poder vivir a su lado los momentos buenos y malos de su equipo. A veces ocurre esto. A veces, lo contrario. A un futbolista argentino que juega en México le pasaron ambas. Su hija es hincha de Boca como él, pero su hijo es fanático de River. Y contó anécdotas divertidas yendo a la cancha con ambos.


Fanático de Boca

“Fui a ver una final de River, me probé ahí y jugué en varios equipos de Argentina. Pero lo que siento por Boca no lo sentí en ningún otro lugar, entonces desde ese momento sentí que iba a ser de Boca toda la vida. Y lo mismo le pasó a mi hija”, contó Leo Ramos, delantero argentino que juega en el León de México. El goleador habló con Crack Deportivo y manifestó sus ganas de jugar en Boca, el club de sus amores y también el de su hija.

“Soñé siempre hacer un gol en Boca, ojalá tenga esa suerte de tener esa chance de jugar en La Bombonera”, deseó Ramos, que recordó sus visitas a la cancha del Xeneize junto a su hija, aunque no con su hijo, que es de River. “Fui a La Bombonera todas las veces que pude. Cada vez que puedo voy, cuando estoy de vacaciones voy. Llevo a mi hija. A mi hijo no tanto porque me salió del equipo contrario”, contó el delantero de 30 años.



De visita en la cancha de River

Ramos recordó una curiosa anécdota cuando acompañó a sus hijos al Monumental. “Los llevé al museo de River. Y la nena que es bostera, cuando estábamos en la puerta me dice: ‘Papi, yo no quiero entrar’. Después, adentro de la cancha, me dice: ‘Papi, hace frío acá’. Le pregunté: ‘¿Cómo frío?’ Y me dijo: ‘Sí, esta cancha es muy fría'”. Ahí nomás empezaron a pelearse los hermanos ante las risas del padre, divertido con la reacción de su hija.

Leo Ramos jugó en diversos clubes del ascenso en Argentina. Su mejor momento fue entre 2016 y 2017 en Atlanta, donde marcó 13 goles en la temporada. De allí se fue a México, donde se destacó en el ascenso de ese país y llegó a la primera división. En las últimas dos temporadas de destapó como uno de los grandes goleadores en la liga mexicana y ahora viste la camiseta del León. Pero su máximo deseo es poder jugar en la cancha de Boca.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?