Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El volante sigue sin aparecer en Ezeiza y en el club ya decidieron cuáles serán los pasos a seguir: la pena no sólo impactará en su salario.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
22 de octubre de 2020
ole.com.ar
Habrá otra más. Mirá...

La decisión de Boca de sancionar a Agustín Almendra empezó a tomar forma hace diez días, cuando justamente en el inicio de la semana el volante mantuvo su postura de no presentarse a entrenar. Y siguió en estos días, claro, ya que sigue brillando por su ausencia, salvo por una foto que apareció en redes sociales, en la que se lo vio comprando un regalo para el Día de la Madre. Pero en el predio de Ezeiza, ni noticias. Es por eso que en el club ya tienen definida cuál será la sanción para el volante. Que en principio no será una, sino dos...

El tema Almendra, desde la semana pasada, ya está en el departamento de legales del club. Y si bien en estos días se buscó avanzar sobre el motivo de la ausencia del volante, intimándolo a que justifique sus faltazos, no hubo ninguna respuesta/solución al respecto. Es por eso que será sancionado en lo económico y con una variante legal más: se le aplicarán días de suspensión.



La primera multa tendrá impacto directo en su salario. "Como en cualquier trabajo, si no justifica su inasistencia, lo que corresponde es que le descuenten los días que no se presentó en el club", aseguraron desde el Consejo de Fútbol. Por lo cual, Boca ya está encaminado a efectivizar esa primera medida contra el jugador. De hecho, hasta el presidente Jorge Ameal lo intimó a que volviera a trabajar.

Después, también será sancionarlo con días de suspensión, que en principio es una penalidad laboral que lo que hace es generar un antecedente en el legajo profesional del futbolista. Es decir, se trata de un acto de indisciplina que lo marcará a la hora de dar referencias sobre su comportamiento como jugador del club.



Almendra, mientras tanto, sigue sin aparecer y su futuro no deja de generar incertidumbre. Porque la cuestión de fondo, más allá de las sanciones que le puede aplicar Boca, es que el jugador forma parte del patrimonio del club y no sólo se está desvalorizando, sino que cada vez habrá menos chances de que sea transferido. Y su contrato vence recién en junio del 2023.

En ese sentido, ya está lejísimos del volante que llegó a ser pretendido por algunos clubes de Europa dispuestos a pagar cifras millonarias por él (la Roma llegó a ofrecer 18 millones) y de aquellos conceptos elogiosos que hablaban de él como el nuevo Bentancur (hoy en la Juve). De hecho, el último club que se interesó por el volante fue Estudiantes, pero Boca le pidió un préstamo con cargo y el Pincha desistió de contratarlo: es decir, hoy lo quieren, pero sin costo.

Por lo pronto, Russo ya no lo considera más y hasta en el plantel no tiene buena aceptación su actitud. Lo último que se sabe de Almendra en estas horas es una visita a una joyería, que justamente le agradeció al volante de Boca por la compra para el Día de la Madre. Ahí se lo vio con una sonrisa y con el pulgar para arriba. En el Xeneize, en tanto, ya se lo bajaron. Y no será gratis...

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?