Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Benedetto viene dando señales de que su mente y su cuerpo están en Europa y no en Boca.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
20 de julio de 2019
ole.com.ar

La mala pretemporada y la presión para que lo dejen ir son algunos ejemplos. Así es difícil que Alfaro lo ponga en Brasil...

Todo parece haber comenzado ese día antes de que el Boca de Gustavo Alfaro partiera para la gira por Estados Unidos y México, con ese rumor que indicaba que Darío Benedetto les había pedido a Daniel Angelici y a Nicolás Burdisso que lo dejaran irse del club. Pero en realidad fue seis meses antes, en esa final perdida en Madrid que golpeó a Pipa como a ningún otro y que lo dejó marcado a pesar de haber convertido goles en ambos partidos de la serie. Tenía decidido partir después de eso, incluso al exilio en el fútbol chino o a la MLS. Pero fue la llegada de un DT conocido lo que le dio el impuso para estirar la permanencia. No le resultó.

El desgaste que provoca tres años en el Mundo Boca. El peso y las obligaciones de ser referente del plantel. La relación con algunos de sus compañeros. Las decisiones desafortunadas (festejar la Supercopa con una camiseta de la barra). Los problemas físicos. Y la ruptura de la relación con Angelici.

(A Angelici le molestó enterarse por los medios que Benedetto quería irse y a Benedetto le molestó que Angelici respondiera exponiendo los números del contrato en una rueda de prensa).



Nada es casualidad. El semestre que tuvo Benedetto fue el peor desde que llegó a Boca, con apenas cinco goles en 15 partidos, muy por debajo del promedio de un gol por partido del primer año y medio en el club, esos números que lo ponían por encima de su ídolo Martín Palermo.

Ahora, en este receso, Pipa no se entrenó bien en la pretemporada y sumó apenas 71 minutos en tres amistosos (en el último, unos minutos antes del inicio decidió cuidarse y no jugar). Y desde su entorno hicieron saber que tiene la decisión tomada de irse sí o sí.

¿Antes o después de los octavos contra Paranaense? Angelici sostuvo una vez más este viernes que nadie se irá antes del 1º de agosto y en definitiva es el que manda en el club. A Benedetto no se lo ve muy contento con esta decisión, no se lo ve dejando la vida para estar el próximo miércoles. Sobran las señales de que su mente y su cuerpo están en Europa y no en La Boca.

Así es difícil que juegue en Brasil. Para Pipa, el ciclo está terminado y no depende de 500.000 dólares más o 500.000 dólares menos. Lo único que le queda por decidir a él es la forma en la que lo termina...





Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?